copia-de-20160716_143819

 

Y es que una cosa llevó a la otra…

Todavía resuenan los últimos ecos y ahúman los asientos del auditorio de la entrega de 89ª edición de los Oscar 2017, y me viene a la cabeza una anécdota que quiero compartir con vosotros. Hace cosa de un par de años, tuve la suerte de conocer a Sergio Román, director de cine que andaba curioseando por los campos de golf, cámara al hombro y dirigiendo un vídeo promocional, por encargo, peleando con el presupuesto y dando más arte que lo recibido a cambio de su esfuerzo y dedicación, pero este es el sino de los directores “independientes”. Pues bien, una cosa fue llevando a la otra, y al final me vi participando en un nuevo proyecto que, hoy por hoy, está terminado y en fase de montaje.  Marshall, The Movie. Quién me iba a decir a mí hace unos años que acabaría jugando al golf (y siendo un enamorado de este deporte), pero todavía más extraño, es que este hobby sería el que me llevaría a hacer de figurante en una película. Tal y como están las cosas ya no rechazo ninguna  posibilidad y quién sabe si en los próximos “globos de oro”…… Pues mirad que os digo, por si acaso, y mientras tanto, voy adelantando, no vaya a ser que luego me acorten el tiempo de agradecimientos…. “quiero dar las gracias a mi familia en primer lugar, que tanto me apoyo en esta carrera cinematográfica, a mi director que siempre creyó en mí y me permitió vivir esta buena experiencia, al golf que me introdujo en el mundo del celuloide y como no, a la industria del cine que tantas alegrías y penas nos haces pasar”.

Un abrazo Sergio, te deseo lo mejor y ansioso por ver la película terminada.

Nos vemos en el campo….