Deja vu, deja vi, … (déjalo Rafa jejeje)

No hace mucho que escribí una crónica sobre un día espectacular que pasé en El Aguilón, ahora sentado delante del mismo teclado, me vienen nuevamente los recuerdos por duplicado (y no estoy bebido) pues sin desmerecer lo pasado, el último torneo jugado, Zurano – Intersport, me ha vuelto a dejar otro recuerdo imborrable de un día de golf y amigos. Momento que parece que, como el día de la marmota, se repite cada vez que piso este campo, pero con la misma y grata experiencia que el anterior.

Partida con 3 desconocidos, hasta ese momento, que se convierten en cuatro horas y media de puro disfrute de la compañía, chistes, el juego, etc…, salgo teniendo 3 nuevos amigos en nuestro mundillo y desembocamos en un coctel y entrega de premios rodeado de estos nuevos y otros viejos amigos con quienes compartimos un arroz y unas cervezas.

Nuevamente y como no puede ser de otra forma, conociendo al equipo de El Aguilón, nos dejan constancia de su amabilidad, pues son una parte importante, y silenciosa, de que hayamos disfrutado de ese rato en Casa Club, ayudando a crear un ambiente más que agradable.

José Javier y Víctor, no sé qué deciros sin que me tachen de parcialidad, pero es que me lo ponéis muy difícil para quitaros la “estrella Michelin”. Para mí seguís estando en lo más alto de mi particular ranking, por calidad y cuidado del campo, por organización, por amabilidad, etc….

La distancia a recorrer para jugar en vuestro campo se hace mucho más corta sabiendo el recibimiento que nos espera.

Un abrazo amigos

Nos vemos en el campo…..

Rafael López-Briones